Mi titulo de la imagen
Ayudas Covid-19 – Solvencia Empresarial

Medidas de solvencia empresarial en respuesta al COVID-19

07 de abril

El pasado 12 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó un plan de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19. Este plan de ayudas movilizará 11.000 millones de euros para proteger el tejido productivo y el empleo de todo el territorio y anticipar futuros problemas de solvencia y sobreendeudamiento.

Estas medidas se dirigen a empresas viables que fueron sostenibles antes de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y enfocadas en los sectores más afectados por la pandemia. No se trata, por tanto, de medidas de rescate de empresas que no eran viables antes del estallido de la crisis de la COVID-19. A su vez, las empresas y autónomos beneficiados por estas ayudas se deberán comprometer a mantener su actividad como mínimo hasta el 30 de junio de 2022.

La movilización de los fondos de estas medidas extraordinarias se enmarca en torno a cuatro líneas de actuación:

  1. Línea COVID de ayudas directas a autónomos y empresas (7.000M €)
  2. Línea para la reestructuración de deuda financiera (3.000M €)
  3. Fondo de recapitalización de empresas medianas (1.000M €)
  4. Programa de moratorias fiscales y concursales

Las ayudas directas a autónomos y empresas es una línea de ayudas de carácter finalista, es decir, para el pago de deudas contraídas por las empresas como pagos a proveedores, suministros, salarios, arrendamientos o reducción de la deuda financiera, así como los costes fijos incurrido. Las ayudas se aplicarán para cubrir caídas de ingresos en 2020 superiores al 30%, y para reducir el endeudamiento suscrito por autónomos y empresas entre marzo de 2020 y mayo de 2021. Tambien podrán ser beneficiarios de esta línea de ayudas los empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas.

Los 7.000M € de esta línea de ayudas serán repartidos en dos compartimentos: 2.000 M € irán destinados a la Comunidades Autónomas de Baleares y Canarias y 5.000M € irán para el resto de CCAA y las Ciudades de Ceuta y Melilla.

Los sectores de aplicación de esta línea de ayuda están recogidos en el Anexo 1, algunos ejemplos de ellos son: hostelería y la restauración, actividades de la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hostelería; comercio al por mayor y minorista; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionas con la cultura y las actividades deportivas

Respecto a la Línea para la reestructuración de la deuda financiera, dotada con 3.000M €, está dirigida a empresas que estén sufriendo un deterioro transitorio de sus indicadores de solvencia y plantea la posibilidad de extender el plazo de vencimiento de los préstamos concedidos con aval público a partir del 17 marzo de 2020 o de convertirlos en préstamos participativos, manteniendo la cobertura de aval público. Es decir, un conjunto de medidas adicionales de flexibilización de préstamos dotados con aval público.

La tercera medida, el Fondo de Recapitalización de Empresas medianas dotado con 1.000M €, tiene como objetivo complementar el Fondo gestionado por SEPI para la recapitalización de empresas estratégicas de mediano tamaño que, siendo viables a medio y largo plazo, se estén viendo afectadas por la pandemia.

Como cuarta medida, se moderniza la Normativa Concursal para favorecer la continuidad de la actividad empresarial. Este nuevo RDL ha extendido hasta el 31 de diciembre de 2021 las moratorias actuales con el fin de dotar de un margen de tiempo adicional a las empresas que están pasando grandes dificultados por la CVODI-19 y, evitando una innecesaria entrada en concurso.

Adicionalmente, este RDL ha establecido una serie de pequeñas acciones con el objetivo de apoyar a la solvencia empresarial. Entre ellas destaca, el aumento de los periodos de pagos de deudas tributarias sin intereses de demora.