Mi titulo de la imagen
Bonificación por personal Investigador

Bonificado el 40% de las cuotas empresariales del personal investigador

16 de octubre

Se estima que en torno al 40% de las empresas en España realizan actividades de I+D+i de manera local, y tan solo el 28% decide la ubicación para llevar a cabo esta actividad en base a los incentivos fiscales. Lo cierto es que, a día de hoy, contar con personal dedicado en exclusiva a actividades de investigación puede suponer un ahorro del 40% de las contingencias comunes que se pagan a la Seguridad Social por esos trabajadores.

Este ahorro se debe a las bonificaciones existentes para el personal dedicado en exclusiva a actividades investigadores y que, a priori, es sencillo de aplicarse. Este beneficio se aplica directamente sobre la cuota que se paga a la Seguridad Social desde el momento en que se activa, por lo que es un ahorro directo e inmediato, pero para el que el trabajador debe cumplir una serie de requisitos. Sin embargo, hay que tener en consideración que desde la empresa se debe gestionar como un proceso común a todos los empleados, pues en función del volumen de trabajadores por los que se aplique este beneficio el proceso varía, por lo que es conveniente conocer bien las pautas a seguir en cada caso.

La ley establece que cuando la empresa se esté beneficiando de la bonificación a la Seguridad Social de personal investigador de 10 o más empleados y durante al menos tres meses, será necesario presentar un informe técnico de calificación emitido por una entidad debidamente acreditada por ENAC, y contar con el correspondiente Informe Motivado Vinculante emitido por el MINECO. Sin embargo, si a lo largo de un ejercicio fiscal ese plazo de bonificación es inferior a los tres meses, no requerirá de certificación y por tanto se gestionará a través de autoliquidación, o lo que es lo mismo, no se requiere de la realización del proceso de certificación.

La ventaja de aplicar este incentivo es que la empresa puede disminuir automáticamente el gasto de los investigadores dedicados a actividades de I+D+i. Este beneficio está dirigido a todos los tipos de empresas, y para aquellas que cuenten con el Sello Pyme Innovadora, además, será compatible con la deducción fiscal por I+D+i. En el resto de las organizaciones puede existir esta compatibilización siempre que no se apliquen ambos incentivos sobre el mismo investigador.

Si tu empresa cuenta con Personal Investigador y queréis aplicaros esta bonificación, en innCome te ayudamos a incrementar la seguridad de estas acciones.